Avisar de contenido inadecuado

Arranca la seminci

{
}

Como que no quiere la cosa ya está aquí el frío y con el una nueva edición de la seminci. Todo ese follón en el que mucha gente se mueve para amar el cine.

Y se me va a permitir estar particularmente ilusionado con esta edición por muchos de los cambios que se avecinan.

No voy a hacer más sangre de la estrictamente necesaria porque, a estas alturas, es mejor mirar hacia delante que hacia atrás, pero a priori este año parece que vamos a ganar en calidad en las películas, y también en credibilidad en el jurado internacional. Este año por lo menos hay gente con currículum y garantías como Cayetana Guillén Cuervo maestra de ceremonias de ese programón llamada Versión Española o Juanjo Puigcorbé. Al menos de cine, estos saben.

Pero sobre todo, este año, de todo lo que ha contado el director de esta semana Don Javier Angulo, y digo con propiedad el Don porque creo que de momento se lo ha ganado... veremos si no lo pierde en una semana. Pues el director de la semana ha señalado que uno de sus principales propósitos de este año es acercar la semana a las calles, convertir el festival de cine en un acto cultural y popular.

Esta idea de unir dos términos el de la cultura y lo popular que muchas veces han ido reñidos.

No nos engañemos. En Valladolid la seminci ha tenido un aire de ser un acto resignado para una panda de intelectuales, de películas raras que nadie entiende para gente rara. Como he dicho he seguido la semana muy de cerca y en parte, esa definición es realidad.

Como hago muchas veces, mira estas cosas por los ojos de mis padres. Ambos vallisoletanos y que jamás habían pisado la seminci, porque eso no era para ellos. Es cierto que hay peñazos iraquíes de 3 horas. Pero esos no están hechos ni para mis padres, no iniciados en un cine más especializado vamos a decir, ni para mi.

El problema es que hay que medir muy bien la dosis. Me refiero a que me parece fascinante y muy interesante el convertir la seminci en el acto cultural por autonomasía de Valladolid. Pero depende el precio que haya que pagar. Sé de buena tinta que la intención del director era abrir el festival con "quemar antes de leer" la última película de los Coen con Brad Pitt y George Clooney que a mi me pareció una soberana estupidez. Entonces llegamos al gran problema, ¿hasta que punto es lícito perder el sello de identidad del festival a favor de atraer a más público a las salas? Pero eso no solo ocurre en la seminci, no se crean ustedes. Este año van a nominar a los Oscar casi seguro a la última película de Batman, algo impensable hace unos años y que mucho tiene que ver la irrisoria taquilla que obtuvo en el país americano la ganadora del pasado año "No es país para viejos".

Entonces me llegan unas preguntas mucho más profundas. ¿Cuál es el sentido de los festivales y premios de cine sino acercar cintas a la gente? Porque tirando de estadísticas muchas de las películas que se pasean por la seminci se estrenan en las salas comerciales casi de refilón, y eso las afortunadas que otras ni lo hacen. De hecho la película ganadora de la Espiga de Oro en la pasada edición es una completa desconocida para el público general. Imagino que el que hace películas es para llegar al mayor público posible, porque sino sería algo así como una masturbación cultural ¿no?

Aprovechando el ejemplo de la película de Batman. ¿Se debería abrir la seminci a esta clase de propuestas llamadas comerciales con calidad?

Es un experimento complicado porque te puede salir bien y contentar a todos los públicos, es decir los snobs gafapastas y el consumidor de cine medio. Pero también te puede salir mal y no atraer a más gente y encima espantara los intelectuales. Por aquí se han pasado peliculones como Brokeback Mountain que después hicieron muy buena taquilla. Ese es un buen ejemplo a seguir. Un tirón de orejas sería el hecho de tener que pagar por la programación de la seminci, una buena medida sería enviar el programa a las casas, si se hace en ferias no sería tan descabellado para aupar más ese sentido vallisoletano. Pero no empecemos criticando y  Veamos lo que sucede. Desde luego, este año sí, se plantea interesante.

ARRANCA LA SEMINCI. SÍGUELA AL DÍA EN IVOVIP.OBOLOG.COM

{
}
{
}

Los comentarios para este blog están cerrados.