Avisar de contenido inadecuado

Cosas de las que deshacerme

{
}

Cosas de las que deshacerme

Puede que sea porque en estas fechas es mi cumpleaños. O puede que sea porque se vuelve a la universidad o se aterriza en la fría realidad tras el verano y las fiestas.

Pero el caso es que desde que terminan estas y llega Octubre me llegan mis días de hacer limpieza general. No en sentido figurado sino metafórico.

Y no hablo de los propósitos de apuntarme al gimnasio o sacarme de una vez el carnet de conducir. Hablo de algo que hago que os invito a hacer.

Yo me siento y pienso en lo que he hecho este año, que ha pasado, en que ha cambiado mi yo y sobre todo en que han cambiado mis relaciones con la gente que tengo al lado, y siempre veo un montón de cosas que viven en los armarios de mi cabeza que debería desechar, hablo de muchos prejuicios, de malas posturas y de ideas recibidas que ya no sirven para nada porque en este año no me han ayudado en las cosas buenas de mi vida.

Así que a partir de ahora hay una lista de cosas que ya no quiero.

Y empiezo por los libros de autoayuda, toda una paradoja de estos tiempos. Porque pensándolo bien si funcionaran nadie los necesitaría ¿no? Y con ellos me quiero despedir de todos los libros de dietas, de bricolaje, de pilates, manuales de natación y uno de gimnasia visual para no llevar gafas en tres meses.

Tampoco necesito muchos electrodomésticos de la cocina, ni el wok, ni el cuchillo eléctrico, ni el centrifugador de lechugas (que nunca las seca del todo), nie l sifón de espumas, ni la licuadora que me prometí no volver a usar por no tener que volver a fregar. También me deshago de todos los libros de recetas con ingredientes que no sé ni donde comprar, ni con platos con preparación de más de 20 minutos, porque ya tengo demasiado complicada la vida como para descifrar como y porqué se usa un sifón en la cocina. Aunque creo que lo que de verdad me sobra en mi vida es el canal de teletienda que me vende cosas que nunca uso.

Pero sobre todo me voy a desprender de un montón de hábitos malsanos que seguro que a todos nos suenan. Hablo de utilizar a los amigos como esparring de penas en lugar de sacos de alegrías. Hablo de preguntar a la gente ¿qué tal estás? Y no prestar atención a la respuesta para pasar directamente a contestarla yo, hablo de ir a la peluquería y decir que está bien el corte cuando está a punto de darme un síncope.

Hablo de descartar a la gente al más mínimo error y de exigir continuamente el recibir algo de cada uno. De dejar de decir las cosas que me importan encerradas en ironía en lugar de afrontar las cosas con las palabras sin adornos. De dejar de juzgar y criticar en lugar de escuchar y comprender, de leer las cuatro primeras líneas de los artículos de opinión y hablar como si los leyera enteros, de quejarme de lo cansado que estoy y el sueño que tengo cuando me dieron las tantas haciendo el vete a saber qué por la noche. De dejar de poner verde a alguien a quien apenas conozco pero que me cae mal porque una vez me puso verde. O eso me dijeron. De dejar de sentir placer cuando sacudo el mantel lleno de migas por la ventana y de mirar con cara de asco cuando alguien me cuenta el último chismorreo de los Pajares o me dice que sin tetas no hay paraíso es la mejor serie que hay. También me propongo no volver a llevar al contraria porque sí en temas que me dan igual como el fútbol solo por el hecho de sacar al de enfrente de sus casillas. De dejar de decir que en Valladolid el frío es más seco y sobre todo de dejar de hacer listas donde lo más importante... se deja fuera

{
}
{
}

Comentarios Cosas de las que deshacerme

Anda que si yo tuviera que hacer una lsita de todo lo que deshacerme .... no terminaria!
Videos Gratis Videos Gratis 22/10/2008 a las 17:28

Los comentarios para este blog están cerrados.