Avisar de contenido inadecuado

Los muertos van deprisa

{
}

Los muertos van deprisa

Indignado, cabreado y casi rozando la vergüenza ajena me siento tras la proyección de Los muertos van deprisa en la seminci.(el festival de cine Valladolid)

Con un galería de estereotipos propios de la comedia chabacana de Pajares y Esteso y unos actores que basan su fuerza en la sobreactuación se construye una historia, que no hay por donde cogerla, donde un camión no puede moverse de un puente y provoca que no puedan pasar el ataúd por dicho puente para llevarlo al entierro. Sí, es ridículo porque:

  • a) si no pueden pasar el ataúd por ahí que lo lleven por otro lado, y
  • b) si ha entrado por un lado del puente basta con dar marcha atrás (ah no, que hay un monumento eclesiástico que ha crecido cual champiñón)

Todo lo que pasa después es una especie de comedia sin gracia, tratando de encadenar un gag tras otro, y que hila tan fino con chistes como que una vieja se caga en las bragas y otra se las lava mientras la otra se limpia el culo en la ducha (verídico)

Una vergüenza que una película de estas características llegue a un festival de cine, pero añun peor que se haga con dinero público. Vergonzosa, humillante y tan mala que no merece la pena de verla ni aunque te paguen.

Nota: 1/10 (por la simpatía de Neus Asensi)

{
}
{
}

Los comentarios para este blog están cerrados.